domingo, 20 de octubre de 2013

Panteón Celta

Es difícil abordar el estudio de la mitología céltica, no existen dioses solares o lunares, ni
deidades protectoras de ciertas artes, ni panteones ampliados de dioses y diosas relacionados
entre sí. Los dioses celtas son más bien una raza divina, una serie de individuos "angélicos" de
portentosas y variadas capacidades y conocimientos, pero que en lo demás se comportan justo
como los mortales e incluso viven o se mezclan con ellos. Podemos encontrar grandes
arquetipos en los que encajar a algunos de estos personajes míticos, reyes, druidas y héroes.
Entre los dioses de los celtas de Irlanda y del continente se pueden encontrar los siguientes:
Aine
Angus
Og
Apadeva
Arduinna
 Artio
Balor
Belenus
 Belisana
Brigit
 Cernunnos
Cu
Chulain
 Dana
Dagda
Eithne
Lugh
Morrigan
 Ogmio
Taranis
 Tethra
 Teutates
Aine
Hija del danaano Owell. Diosa del amor y la pasión. Se dice que Ailill Olum, rey de Munster se
enamoró de ella y fue muerto debido a las artes mágicas de esta diosa. Luego Ainé se
enamoraría de Fitzgerald, con quien tuvo descendencia.
Angus Og
Hijo de Dagda y Boana. Dios del amor. Encima de su cabeza revoloteaban cuatro pájaros que
simbolizaban sus besos. Con su canto hacía que se enamoraran las parejas. Se cuenta que
una vez quedó totalmente enamorado de una doncella que vio en sueños. La buscó por toda la
región para ver si existía, pero no la encontraba.
Un día su ayudante Bov el Rojo le dijo que encontró a una chica que podría ser la que vio en
sueños, en un lago llamado Boca del Dragón. Angus se fue entonces al lago y encontró a 500
doncellas paseando cerca del lago. Todas iban en pareja unidas con una cadena de oro.
Pronto se enteró que la doncella se llamaba Caer y que tenía el poder de convertirse en cisne
cada año. Un día se atrevió a llamarla y justamente cuando pronunció su nombre se transformó
en un hermoso cisne. Angus se lanzó al lago y ella lo aceptó y se unieron en el amor y
cantaron juntos y todos los que oyeron la música divina se durmieron por tres días y tres
noches.
Apadeva
Un ara del museo de Colonia se dedica a Apadeva, (literalmetne "la diosa del agua"): Su primer
elemento se repite en el venético Aponus y sirve para designar el elemento acuático entre
diversos pueblos europeos.
Arduinna
Arduinna o Arduenna, señora de los bosques de las Ordenas, asociada al jabalí. Este animal
juega un papel muy importante en la imaginación celta no solo en la guerra y en la caza en
virtud de su irreducible ferocidad; sino también de la prosperidad, (recupérdese la importancia
del cerdo en general en los banquetes aristocráticos, en lo que sin duda se trata de una cocina
ritualizada) y quizá en definitiva de la inmortalidad, de ahí la frecuencia de su aparición en las
monedas, a veces asociado a la figura humana.
Artio
Diosa representada junto a un Oso en Muri, en las cercanías de Berna.
Los Romanos la identificaron con su diosa de la caza y los bosques Diana, o la Artemisagriega.
Balor
Rey de los Fomoiré. Gigante, padre de Eithne y abuelo de Lugh.
Balor era conocido como el Ojo Diabólico, pues tenía un solo ojo y con la sola mirada de éste
podía matar a quien quisiera. Pero, por cuestiones de vejez, no podía mantener el ojo abierto
mucho tiempo.
Fue muerto por Lugh, su nieto, que libero así al pueblo danaano de la opresión que los
fomorianos ejercían sobre ellos.
Para matar a Balor, Lugh tuvo que esperar a que el gran ojo se cerrara para lanzarle una
piedra que se incrustó en su cerebro.
Belenes
Dios al que le atribuían la curación de las enfermedades. Un monumento antiguo lo representa
con la cabeza radiante y con una gran boca abierta en aptitud de pronunciar los oráculos.
Los romanos lo reconocieron como su dios Apolo.
Belisana
Belisama "Reina del cielo", talvez la misma diosa Irlandesa Brigit, "la muy Alta", a la vez madre,
esposa, hermana e hija de los dioses a la que se atribuye el patronazgo de los poetas, herreros
y médicos.
Los romanos la asimilaron a Minerva, diosa inventora de las artes.
Brigit
Gran diosa irlandesa. Se la considera hija de Dagda y pertenece a los Tuatha dé Danann. Su
nombre proviene de un radical que significa "altura", "eminencia", lo que señala su
preeminencia. Aparece en la tradición irlandesa con distintos nombres, que simbolizan las
funciones sociales que se le atribuyen, esquemáticamente ella es triple, pertenece a las tres
clases de la sociedad indoeuropea:
- Diosa de la inspiración y de la poesía. Clase sacerdotal.
- Protectora de los reyes y los guerreros. Clase guerrera.
- Diosa de la técnicas. Clase de los artesanos, pastores y labradores.

Cernunnos
Divinidad gala ampliamente representada, con dos cuernos de ciervo y dos orejas de bestia
frecuentemente lleva un torques (collar de oro, raramente de plata) en el cuello o en la mano o
en los cuernos. Se suele asociar a la serpiente con cuernos de carnero, emblema de fertilidad y
regeneración ctónica.
Y en ocasiones como en el famoso caldero hallado en Gundestrup (Dinamarca), aparece como
el señor de los animales, asociado a la serpiente criófora a un oso, un lobo y otros animales. La
escencia de su culto es muy antigua.
Cú Chulainn significa el "perro de caza de Cullan". Cuando era niño su nombre era "setanta"
que significa ‘el pequeño’. Se convirtió en Cú Chulainn cuando mató al perro guardián del
herrero Cullan, y así prometió guardar la casa de los herreros en lugar del perro. Cú Chulainn
es uno de los grandes héroes irlandeses.
Su propio nacimiento tiene ya características mágicas, pues tiene un padre divino y otro mortal.
La madre de Cú Chulainn era Dechtire, hija del druida Cathbad quien era, a su vez, consejero
del rey Conchobar. Fue Cathbad quien predijo que Cú Chulainn sería un gran guerrero, pero
que moriría joven. Al poco de casarse Dechtire con Sualtam, hermano del depuesto líder de
Ulster Fergus, huyó junto con sus cincuenta damas al más allá convertidas en bandada de
pájaros. Durante el banquete de boda tragó una mosca que le hizo soñar con el dios solar
Lugh, que fue quien le dijo que emprendiera ese viaje. Cathbad tranquilizó a su yerno diciendo
que Dechtire sólo había ido a visitar a sus parientes, puesto que su abuelo materno era
Aonghus. Lo cierto es que Lugh retuvo a Dechtire en el más allá durante tres años.
Cuando Dechtire y sus damas regresaron a Emain Macha —la fortaleza de los reyes de
Ulster— en forma de pájaros de brillantes colores, Dechtire esperaba un hijo de Lugh, Setanta.
Sin embargo, Sualtam estaba tan feliz de tener de vuelta a su esposa que aceptó al muchacho
como si fuera su propio hijo.
Desde joven Setanta aprendió las artes de la guerra, pero nadie fue consciente de su fortaleza
y bravura hasta que mató a un enorme perro con las manos desnudas. El buen herrero Culann
vivía solo, plenamente entregado a su trabajo. Para cuidado de sus cosas y rebaños, tenía,
como guardián, un enorme perro. En cierta ocasión, el rey Conchobar recibió invitación de su
artesano para que compartiese la mesa de un simple forjador. El soberano, que conocía el
estilo de vida del herrero, procuró presentarse con poca comitiva. Cuando se dirigía a casa de
Culann, vio que su sobrino Setanta estaba venciendo a unos cincuenta muchachos en juego de
competición. Quedó tan maravillado de la fuerza y destreza del niño, que lo invitó a que lo
acompañase, como si ya fuese uno de sus guerreros. Pero Setanta quiso terminar las pruebas.
Cuando Conchobar llegó a casa del herrero ya no se acordaba de que había de llegar su
sobrino. El herrero cerró las puertas del muro que rodeaba su casa y dejó suelto al perro como
guardián ante la puerta. Cuando llegó el niño, penetra en el cercado y el perro se abalanza
contra él. Pero en el momento en que el can abre la boca, Setanta lo coloca, en la garganta,
una bola de las que se utilizaban en las competiciones. No termina aquí la cosa: lo estrangula y
lo arroja contra la pared, estrellándole la cabeza contra uno de los pilares de la entrada.
Los invitados salen de la casa para ver qué ocurre y ven a un niño de seis años junto al perro
destrozado. Al ver aquello Culann se entristece sobremanera. Aquel perro era su compañero
inestimable, su colaborador más fiel. Setanta intenta consolarle: "No te apenes. Te regalaré un
cachorro que, cuando sea mayor, te prestará el mismo servicio que hasta hoy ha cumplido tu
perro guardián. Mientras el perro crece, yo haré las veces de guardián como si fuese tu perro".
Culann agradeció el gesto pero declinó la oferta. Y por aquella bella acción, el druida Cathbad
puso a Setanta un nuevo nombre: "El perro de Culan", con el que, desde entonces, fue
conocido por todas las gentes del Ulster e, incluso, allende aquellas tierras.
Cú Chulainn era muy admirado por todas las mujeres. Se enamoró de Emer, hija de Fogall, un
astuto jefe de clan cuyo castillo estaba cerca de Dublín. Cú Chulainn pidió la mano de la
muchacha, pero su padre, que se negaba a la unión, indicó que Cú Chulainn todavía tenía que
consolidar su reputación como guerrero, sugiriendo que aprendiera del campeón escocés
Domhall. Cú Chulainn supo por Domhall que el mejor maestro de armas era Scathach, una
princesa guerrera de la Tierra de las Sombras. Así que partió hacia el misterioso lugar y se
puso a su disposición. Scathach le enseñó su famoso paso de combate. El joven héroe fue
adiestrado por ella durante un año y un día y se hizo amante de su hija Uathach.
Aparentemente, Scathach temía por la seguridad de Cú Chulainn, y procuró sin éxito que no se
enfrentara con la amazona Aoifa, enemiga declarada de Scathach. Sin embargo lo hizo y logró
vencerla valiéndose de la astucia, tras lo cual se convirtió en su amante y tuvo un hijo con ella,
el infortunado Conlai, que más tarde Cú Chulainn dio muerte, ya que cuando el joven vino
desde la Tierra de las Sombras a visitar Ulster no se reconocieron y el enfrentamiento fue
inevitable. Desgraciadamente, el anillo de oro que llevaba Conlai delató su identidad cuando ya
era demasiado tarde.
Finalmente, Cú Chulainn regresó a la fortaleza de Fogall para casarse con Emer, que no se la
quiere dar en matrimonio. Cú Chulainn combate con todos los guerreros del padre de Emer, a
los que da muerte y logra rescatar a la princesa, que su padre había encerrado en un castillo
de imposible acceso, a no ser para un héroe como el audaz enamorado.
Entre las armas del héroe destaca la lanza conocida como Gae Bulga, arma terrible que
provoca la muerte instantánea al ser arrancada.
Sus hazañas en combate son innumerables, protagonizando especialmente el relato conocido
como Táin Bó Cuailnge, "El Robo de Ganado de Cooley", donde él solo libra al Uladh de la
amenaza de la reina Medb de Connacht. Como corresponde a su carácter semidivino, Cú
Chulainn entra en contacto con los dioses, tanto con su padre Lug, como con las diosas
guerreras Morrigán, Nemain y Badb, e igualmente realiza incursiones en el Más Allá. De
aspecto hermoso es deseado por todas las mujeres con las que se cruza, lo que provoca los
celos de su esposa Emer, quien le hace pasar por una serie de pruebas sobrenaturales antes
de casarse con él. El concepto del honor es tan importante en el héroe que mata a su único hijo
por salvar el reino.
Dana
Hija de Dagda. Diosa de la fertilidad y la bendición. .Diosa-madre de los antiguos celtas. En
Irlanda, es la Madre de los Dioses, los famosos Tuatha dé Danann. Se trata de una divinidad
indoeuropea arcaica, conocida en la India con el nombre de "Anna Purna" (ana la que provee) y
en Roma como "Anna Parenna". Es más que probable que este personaje divino fuera
cristianizado bajo la figura de "Santa Ana", madre de la Virgen María.
Dagda
Uno de los dioses más importantes de la Irlanda pagana. Es dios-druida y dios de los druidas,
señor de los elementos y del conocimiento, jurista y temible guerrero. Durante la segunda
batalla de Mag Tured, llevó a los Tautha dé Danann a la victoria frente a los Fomore. Se le
denomina Dagda por que es el "dios bueno" Eochid o Lathir ("padre de todos" o "padre
poderoso"), y también Ruadh Rofhessa ("rojo de la gran ciencia").
Se distingue por su extremada glotonería y su desbordante sexualidad.
Posee un caldero cuyo contenido es inagotable, prototipo del Graal (el Santo Graal), y un arpa
mágica que puede tocar, por sí sola, aires de lamento, de sueño, de muerte o de risa.
Posee también, una clava; si golpea a alguien con uno de sus extremos, lo mata; si lo hace con
el otro, lo resucita. Es, pues, el dios de la vida y de la muerte, absolutamente ambiguo y
poseedor de fuerzas temibles que pueden ser buenas o malas. En los relatos épicos más
recientes, así como en las novelas artúricas, el personaje de Dagda aparece a menudo con la
forma de un "Hombre de los Bosques", un patán que lleva una maza y que es señor de los
animales salvajes.
Su equivalente en la galia puede ser entre otros el "Buen golpeador" cullos atributos, patera y
maza son similares a los de Dagda y que como Lugh, Epona u Ogmios, presenta rasgos
antiguos.

Eithne
Hija de Balor y madre de Lugh.

Lugo
Lugh es hijo de Delbaeth, que es un fomoireo o genio melfico, y Eri. Guerrero, sabio, mago, y
músico, maestro de todas las técnicas, es el jefe de los De Danann.
Los fomoireos, seres horribles y execrables, ocupan Irlanda y oprimen a sus habitantes. El rey
de los Tuatha De Danann, Nuada, ha perdido un brazo en combate. Esta dolencia los hace
inepto para reinar. Los Tuatha De Danann, para atraerse la simpatia de los ocupantes, eligen
como rey al formeo Bres. Pero Bres resulta ser un mal rey que explota a sus súbditos. Después
de algún tiempo, se obliga a Bres a restituir el poder, y el dios-medico Diancecht, fabrica para
Nuada la prótesis de un brazo de plata con todas las cualidades de un brazo natural. Primero
asustado, Bres huye a casa de su padre, el rey de los fomoireos, y luego recluta una inmensa
armada e invade Irlanda. Se presenta entonces un joven y brillante guerreo, Lug. Pretende
poseer todas las capacidades y lo demuestra: con el arpa toca los tres aires de la música
irlandesa (el aire que hace llorar, el aire que duerme y el aire que da alegría); vuelve a poner en su sitio la piedra de Fal, que solo podían desplazar ochenta bueyes, por fin, gana un torneo de
ajedrez contra el rey. Este le proclama sabio entre los sabios, le da el trono durante trece días y
le encarga organizar el combate contra los fomoireos.Lug distribuye los papeles: los druidas unirán las aguas en contra de los fomoireos, los
artesanos fabricaran las armas, los campeones llevaran la lucha, los médicos curaran... todo
esta tan bien ordenado que los fomoireos son vencidos y Bres hecho prisionero. Se le perdona
la vida con la condición de que dé los secretos de la prosperidad. Lugh participa poco en el
combate. Demasiado valiosos en razón de sus competencias, permanece por encima de la
pelea. Recorriendo los dos campos, pronuncia la maldición suprema provocando así la victoria.
Sólo un acto brillante esta en su activo: de un golpe de honda revienta el ojo de Balor, cuya
mirada es paralizante y su parpado solo podía ser levantado con un gancho.
El culto a Lugh se ha extendido mucho más allá de Irlanda. De ello son testigos las ciudades de
Lyon (Lugdunm), Laon (Aisne), Laudun (Gard), Lodun (Viena), etc.
Morrigan
Diosa de la perversidad. Sentía placer cuando provocaba una guerra entre los hombres. Tenía
el poder de convertirse en cuervo y en cualquier animal espantoso. Se enamoró de Cuchulain
pero no fue correspondida. Convertida en serpiente de agua trató de asesinarlo, pero
Cuchulain la derrotó y la castigó. Con el tiempo llegaron a ser amigos.
Ogmio
Es un anciano todo arrugado, vestido con una piel de león; lleva maza, arco y carcaj. Tira de
multitudes considerables de hombres atados por las orejas con una cadenilla de oro cuya
extremidad pasa por la lengua agujereada del dios.
Ogmios es la elocuencia segura de su poder, el dios que, por magia, atrae a sus fieles. Es
también símbolo del poder de la palabra ritual que une el mundo de los hombres y el mundo de
los dioses. En su nombre se profieren las bendiciones a favor de los amigos y las maldiciones
en contra de los enemigos.
Es el inventor del ogam, conjunto de signos mágicos cuya fuerza es tan grande que puede
paralizar al adversario. También es un guerrero que, por los ánimos que da, participa
eficazmente en la batalla de Mag Tured.
Taranis
Divinidad gala. La etimología de su nombre significa rayo en galés, córnico y bretón. Era pues
el dios del rayo y de las tormentas, y los romanos lo asimilaron a Júpiter.
Lo mismo que Esus, es citado por Lucano en la Farsalia, pero no hay otra cosa del más que
esta mención. Algunos autores creen que es un desdoblamiento de Teutates.
Las víctimas que se le inmolaban eran muertas por ahogamiento en un gran caldero.
Tethra
TETHRA es el nombre irlandés.
Jefe de los Fomoré, fue vencido en la batalla de Mag Tured y se convierte en rey de los
muertos.
Según las creencias célticas, los muertos van a habitar más allá del Océano, al sudoeste, allí
donde el sol se oculta durante la mayor parte del año. Era una región maravillosa cuyas
alegrías y seducciones sobrepasaban con mucho a las de este mundo.
Los hombres proceden de este país maravilloso al que en irlandés se llamó Tire Beo o "tierras
de los vivos", Tir N-aill o "la otra tierra", Mag Mar o "gran llanura" y también Mag Meld "llanura
agradable".
En las creencias cristianas, no había correspondencia alguna para estos nombres paganos, por
lo que los cronistas cristianos de Irlanda, los sustituyeron por el nombre latino de la península
ibérica o Hispania.
A partir del siglo X, época en la que se escribieron crónicas de Irlanda, ya había penetrado este
nombre en Irlanda y por eso se consideró que Partolón (jefe mítico de los primeros habitante de
la isla) y sus compañeros provenían de Hispania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada