miércoles, 16 de octubre de 2013

Dioses y seres de la mitología nórdica (IV) Los guerreros

Einheryar
Odín, el Padre de todo es el dios supremo y el más viejo de todos los de
descendencia divina que son 12. Entre los nombres que tiene Odín , uno de ellos es
Padre de los Matados, porque los guerreros caídos en combate son hijos adoptivos
suyos, los aposenta en el Valhalla y en Víngolf, y son titulados Einheryar o
Campeones.
El Valhalla
..."Entonces dijo Gylfi: "Desde luego, hay multitudinaria concurrencia de hombres
en el Valhalla; así pues, no necesito que me persuadas de que Odín es un jefe
omnipotente, ya que capitanea tan grande legión. ¿En qué emplean el tiempo los
Campeones, cuando no vacían las jarras?"
"Hárr contestó: Cada día, en cuanto están dispuestos, se arman, salen en orden al
campo de maniobras, pelean y se derriban: tal es su ejercicio; después, llegado el
instante del segundo almuerzo, se dispersan hacia Valhalla y se sientan a beber,
como aquí se describe:
"Todos los Einheryar,
en los cuarteles de Odín,
cotidianamente se hieren las cimeras;
recogen los muertos,
retornan de la palestra
y se sientan a beber sanos y salvos."
Lo que Snorri nos dice sobre la Elección de los Muertos Violentamente, es que él
cree que el Salón de los Matados de Odín está en Asgard; es un paraíso de
guerreros vikingos - un paraíso de hombres-, en el que se come, bebe, juega y
lucha; durante las horas de luz los guerreros combaten y se hieren y matan,
recobrando la integridad y la vida al atardecer, para volver a pelear al día
siguiente; esto perdurará hasta Ragnarök, en que los Einheryar cumplirán con el
propósito que los reunió, a saber, auxiliar a los dioses contra sus enemigos.
el cerdo Sährímnir les proporciona comida y la cabra Heidrún la bebida; Las
Valkirias quienes eligen a los matados, decidían la victoria o derrota de los
guerreros en la la batalla, ellas ordenaban la lucha, y servían la cerveza en el
Walhalla. También Freya se llevaba a los guerreros, la mitad era para Odín y la otra
mitad para Freya, la Señora capitana de las Valkirias.
En el Grímnismál . Las estrofas 8,9 y 10, declaran que el Walhalla, destellante de
oro, se extiende a lo ancho y a lo largo en Gladsheimr; los que se presentan a Odín
reconocen fácilmente la mansión, pues sus vigas son lanzas, está techada con
escudos y las armaduras cubren los bancos. En el dintel de la puerta occidental hay
un lobo, sobre el que se cierne un águila.
Allí Odín, cada día "elige a los que murieron a mano armada". La estrofa 23 habla
de las quinientas cuarenta puertas de los muros del Walhalla, cuya amplitud
permite que las crucen a la vez "ochocientos" hombres de frente. Estas entradas se
utilizarán particularmente para el día en que los guerreros salgan "a luchar con el
Lobo" (Ragnarök). La exterior Valgrind, "el santo rastrillo de los matados", de la
"que pocos pueden decir cúan prietamente está cerrada", es la única que pueden
salvar los que murieron en el combate. Antes de alcanzarla la hueste de los
muertos tienen que vadear el estruendoso río Zund.
Salvados los obstáculos del río Zund y la puerta Valgrind, "los que murieron a mano
armada" entran en el Walhalla, donde comen cerdo y beben hidromiel
La batalla perdurable
Se menciona en dos fuentes cómo los guerreros pasan su tiempo, en Gylfaginning
XLI y en el Vafzrúdnismál 41, donde Snorri describe que unos combatientes luchan
y se matan para resucitar o sanar al día siguiente y seguir con el ejercicio. Es la
única fuente de la Edda que menciona la resurrección de los guerreros y la única del mismo Edda que cuenta la batalla perdurable.
Abundan los relatos escandinavos acerca de guerreros que resucitaron en el campo
de batalla para seguir riñendo. En Hrólfs saga Kraka LI, Skuld, hija del rey Helgi y
de una duende, levanta un ejército contra su hermanastro Hrólfr, y aunque sus
hombres son desmembrados y decapitados, se levantan de nuevo y reanudan el
combate.
Bödvarr Byarki, campeón de Hrólfr, da a los muertos animados el nombre de
"draugar". Skuld lo logra gracias al uso de la magia. Otra suscitadora, por las artes
mágicas, de soldados muertos es Hildr. En el Skaldskaparmál XLIX, Snorri cuenta
como Hildr, proplongó una tremenda lucha entre los ejércitos de su padre y su
amante alzando los muertos de noche: "Hildr fue de noche a los cadáveres y le dio
movimientos mediante la magia. Al día siguiente, los reyes se presentaron en la liza
y pelearon, y con ellos los que habían caído la víspera. Así la contienda duró día
tras día: todos los que se abatían, y todas las armas que había en el suelo, y todos
los escudos, se convertían en piedra; pero en cuanto amanecía, los difuntos
saltaban sobre sus pies y luchaban, y todas las armas se renovaban. Los cantos
dicen que los Hyadnings seguirán de esta manera hasta Ragnarök".
Saxo Gramático conserva un tenue recuerdo de la hazaña de Hildr: "se cuenta que
Hildr amó tanto a su esposo, que conjuró con sus encantamientos los espíritus de
los combatientes durante la noche, a fin de proseguir la guerra". En el Sörlazáttr
del Flateyarbók se encuentra otra versión: una misteriosa mujer llamada Göndul
obliga al amante a llevarse a Hildr, pero Göndul trabaja para la diosa Freya, la cual
crea la batalla perdurable porque así se lo impone Odín, a fin de que rescate su
collar.
Saxo no sofrece también otra versión de la descripción del furioso y heroico
combate que presenció el héroe Hadding, en un viaje al infierno, al que le llevó uno
mujer extraña y misteriosa: "Más allá, llegaron a un río de rápidas y tumultuosas
aguas turbias y de tonalidades plúmbeas, cuya veloz corriente arremolinaba
diversas clases de armas arrojadizas. Se podía atravezar por un puente. Cuando lo
hubieron cruzado, descubrieron dos ejércitos embistiéndose con poder y arrojo. Y
cuando Hadding interrogó a la mujer sobre ellos, ésta le dijo: "Son los que,
habiendo perecido a espada, declaran el modo de su muerte por un continuo
ensayo, y repiten los actos de su pretérita existencia en animado espectáculo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada