domingo, 8 de diciembre de 2013

Lista de Dioses Celtas

Amaethon
Amaethon es el nombre Irlandés ya que pertenece dicha mitología.
Era hijo de Don y de Bile, por lo que pertenecía al grupo de dioses llamados los Tuatha de Danann.
Era un dios civilizador que presidía y protegía la agricultura.
Angus
ANGUS era el nombre irlandés y DWYN O DWYNW era el galo.
Era hijo de Dagdé (en irlandés que era el Math galo).
Era el cupido del panteón celta. Sus besos se transformaban en pájaros, tantos como modulaciones tenían los cantos amorosos que ejecutaba.
La música que tocaba atraía y arrastraba tras él a todos cuantos la escuchaban.
Arianrod
Es el nombre irlandés, y en esta mitología era la única hija de Don y Bile. Pertenecía pues al grupo de dioses llamados los Tuatha de Danann.
Se casó con su hermano Gwydion y fue madre de Lug=Lleu.
Su nombre significa rueda de plata, y era la divinidad tutelar de la constelación Corona Borealis, a la que los galos llamaban Caer Arianrod (Castillo de Arianrod).
Balar
BALAR es el nombre irlandés. Pertenecía a la raza de dioses llamados los Fomoré.
Poseía un ojo en la frente y otro en la parte posterior del cráneo, que era maligno y que habitualmente mantenía cerrado. Cuando lo abría, su mirada era mortal para aquel en quien la fijara. Esa mirada era el rayo.
Mató al rey de los Tuatha De Dannan, Nuadu. Lug queriendo vengar a Nuadu, se aproximó a Balar (cuyo ojo maligno se había vuelto a cerrar tras matar a Nuadu).
Al darse cuenta que Lug se le acercaba intentó volverlo a abrir. Pero Lug fue más rápido, le lanzó una piedra con su onda, que le dio en el ojo maligno atravesándole el cráneo. Balar cayó muerto de inmediato.
Balar era abuelo materno de Lug, a pesar de lo cual murió a sus manos.
Un cuento irlandés cuenta otra versión de su muerte. Un druida predijo a Balar que sería muerto por su nieto. Balar tenía una sola hija: Ethné, a la cual encerró en una torre inexpugnable.
La torre estaba construida en la cima de una roca inaccesible en la isla de Tory.
Le dio por compañeras a doce mujeres, cuya misión era impedir que Ethné supiera que existían hombres en el mundo.
Ethné creció prisionera, y sus compañeras jamás le hablaron de los hombres. Desde su torre veía pasar navíos y observó que eran conducidos por seres que no tenían el mismo aspecto que las mujeres que la rodeaban. Pidió que le explicaran el misterio, pero sus compañeras se negaron a hacerlo.
Frente a la isla, en la costa irlandesa vivían tres hermanos: Gavida, Mac Samhtainn y Mac Kineely. El primero era herrero, y el tercero tenía una vaca, cuya leche era tan abundante que despertaba la envidia de todos. Balar quiso robarla y se presentó en la forja en el momento en que la vaca era guardada solo por uno de los tres hermanos. El hermano guardián, cometió la imprudencia de dejar el cabestro en las manos de Balar y este rápidamente se la llevó a su isla.
Mac Kineely quiso vengarse, y ayudado por un druida y un hada, se presentó en la torre donde estaba Ethné, disfrazado de mujer. Pidió asilo en la torre, y una vez concedido, el hada durmió a las doce compañeras de Ethné. Cuando se despertaron vieron que la mujer y el hada habían desaparecido.
Ethné quedó embarazada y de ella nacieron tres niños. Balar los envolvió en una sábana, que sujetó con un alfiler, y ordenó que los arrojasen a un abismo marino.
Durante el transporte hacia el abismo el alfiler se desprendió de la sábana y uno de los niños cayó al agua. Allí se encontraba el hada, que lo recogió. Los otros dos murieron pero el que vivió fue confiado al herrero para que lo educase.
Balar se vengó cortando la cabeza a Mac Kineely. Su hermano el herrero Gavida y el niño aprendiz de herrero pasaron a trabajar para Balar.
Un día Balar fue a la fragua y empezó a jactarse de sus hazañas, el joven herrero tomó una barra que estaba enrojeciéndose en el fuego y golpeando a Balar por detrás se la introdujo en su ojo maligno muriendo al instante. El joven herrero era Lug, hijo de Mac Kineely.

Balor

BALOR era el nombre irlandés e ISPADDADEN era el galo.
Pertenecía a la raza de dioses llamados los Fomoré.
Era un gigante que tenía los párpados caídos y para poder ver necesitaba una enorme horquilla que se los mantuviese levantados.
Belenus
BELENUS era el nombre tanto irlandés como galo.
Los romanos reunieron bajo el nombre de Apolo a varios dioses galos encargados especialmente de las termas.
BELENUS o Belinus significaba brillante, resplandeciente y designaba a un dios de la luz.
Era también conocido por los irlandeses y su nombre pasará a las novelas medievales.
Las Baltené eran una de las grandes fiestas irlandesas que se celebraban el 1 de mayo y que provenían del culto a esta divinidad.
Se le asoció como compañera a la diosa Sirona.
Fue confundido también con otros dioses tales como con GRANNUS (el brillante) venerado en varios lugares, SIANNUS patrón de los baños del Mont-Doré en Puy de Dome y BORVO.
Belisama
BELISAMA era el nombre Galo.
Pertenecía a la mitología gala y su nombre quería decir semejante a la llama.
Los romanos la asimilaron a Minerva.
Era una especie de vestal, patrona de las industrias del fuego, las artes y los oficios.
Bilé
BILE es el nombre irlandés.
Pertenecía a la mitología irlandesa. Era equivalente al Dis-Pater latino, y de él creían descender todos los galos.
Su esposa era la diosa Don o Danum, y fue con ella padre de cinco hijos: Govannon, Lug, Amaethon, Gwydion y la diosa Arianrod.
Bran Mac Llyr
BRAN MAC LLYR era el nombre irlandés y BRON MAC LLYR era el galo.
Era uno de los dioses conocidos como Fomoré. Era hijo de Llyr y de Iwerydd, y hermano de Mananann (o Manawyddan ad Llyr).
Era primitivamente un dios marino de las olas y tempestades.
En el mito irlandés es un personaje borroso, pero en el inglés es un personaje terrible.
Era tan grande que ningún palacio ni navío podía contenerle.
Para ir a combatir a Irlanda atravesó el mar a pié (recuerda al Orión griego). Se decía que echado de través en el mayor de los ríos, su cuerpo podía servir de puente a todo un ejército. Poseía también un caldero mágico en el que resucitaba a los muertos.
Era un arpista y músico consumado y el protector de músicos, cantores y bardos.
Rey de las regiones infernales, se batió en ellas para defender sus tesoros mágicos contra los hijos de Don, los Tuatta de Danann, que habían ido a arrebatárselos.
Herido en esta lucha por una flecha envenenada, ordenó que le cortaran la cabeza para ahorrarse sufrimientos, pero se le olvidó decir que la metieran luego, en unión del resto del cuerpo, en su caldero.
Su cabeza continuó hablando, durante los ochenta y siete años que pasaron hasta su traslado a la sepultura, que para ella fue abierta en una colina de Londres. En la sepultura fue colocada la cabeza hacia el sur, y se suponía que preservaba a la isla de cualquier invasión. Por desgracia el rey Arturo la desenterró, haciendo posible las invasiones de la isla.
Era considerado también como un navegante intrépido, pues bogó hacia Occidente hasta el país del más allá. Más tarde fue incluso canonizado con el nombre de San Brandán, pues se supone que llevó el cristianismo a Gran Bretaña.
Cerunnos
Pertenece a la mitología gala. Era llamado el cornudo a causa de que su frente estaba provista de una formidable cornamenta de ciervo.
Iba acompañado por una serpiente con cuernos de carnero (símbolo de fertilidad y regeneración ctónica), y en ocasiones, incluían junto a él diversos animales,tales como osos o lobos al fondo de la composición. A veces se le representaba también sentado en postura budica, con las piernas cruzadas.
Aunque no se sabe cuales eran sus atribuciones, parece que dominan en su figura las ideas de fertilidad ctónica, regeneración y prosperidad para los hombres.
Es el padre de Tutatis, Esus y Taranis, y el dios fundamental de la noche y de la muerte. Sus cuernos simbolizan el creciente lunar.
Era una de las deidades más representadas en los antiguos relieves celtas y su iconografía es una de las menos contaminadas por las influencias romanas.
Su culto está atestiguado ya por relieves del siglo IV AC.
Según la doctrina céltica tal como la encontramos en Irlanda, el dios de la muerte perece a manos de su nieto, el dios del crepúsculo, pero continúa vivo y reina con un nombre diferente.
Según el sistema galo el dios del crepúsculo no mata a su padre, el dios de la noche, sino únicamente a la serpiente que lo acompañaba.
Creían que el dios de la muerte proporcionaba la vida y el alimento a sus crueles adoradores, a cambio de víctimas inocentes, incluidos sus propios hijos. Todos los Galos se creían por ello descendientes del dios de la muerte.
Al contar un espacio de tiempo utilizaban como unidad la noche y no el día. Cuando calculaban las fechas de nacimiento, el comienzo de los meses y de los años, siempre tenían cuidado de colocar a la noche por delante del día, porque según sus ideas era esta la que precedía al día. Así también los dioses de la muerte y la noche precedieron a los de la luz, el sol y la vida.
Cessair
CESSAIR es el nombre irlandés.
No es una diosa, se trata de un personaje legendario que se supone pobló Irlanda antes de la familia de Partolón.
La leyenda de Cessair como la de Fintan, no pertenece a la mitología céltica, ambas son creaciones de la Irlanda católica pero fueron inspiradas por la leyenda de Partolón y de Tuan mac Cairill por lo que existe en ellas un claro fondo céltico.
Parece ser que ambas fueron inventadas en el siglo X, próximo a las fechas en que los irlandeses se imponen definitivamente a sus conquistadores escandinavos. Los autores cristianos de esta época retoman personajes y leyendas de sus raíces celtas.
Cessair era hija de Bith. Bith era uno de los hijos de Noé (supuestamente Moisés que escribió el Génesis se olvidó de hablar de ellos). Noé estaba construyendo el arca y su hijo Bith le dijo que le reservara un lugar pare él y su hija Cessair.
Noé se negó porque Bith había abandonado el culto al dios de Noé y veneraba un ídolo. Fue este ídolo quien aconsejó a Bith que se embarcara y se fuera lejos, hacia las regiones más occidentales del mundo, donde el diluvio no les alcanzaría.
Cessair partió con tres barcos y después de navegar siete años y tres meses llegó a Irlanda, al territorio que hoy es Corca Guiny. De los tres barcos que partieron solo llegó uno, en el que iban Cessair, su padre Bith, dos hombres más: Ladru y Fintan, y cincuenta muchachas.
Los hombres se repartieron las mujeres y Cessair fue adjudicada a Fintan. Hacía cuarenta días que habían llegado a Irlanda cuando comenzó el diluvio, murieron todos excepto Fintan que vivió supuestamente hasta el año 551 de nuestra era.

Conann

CONANN es el nombre irlandés.
Dios perteneciente a los Fomoré (dioses de la muerte y de la noche). Era hijo de Febar.
Era uno de los reyes que encabezáron a los Fomoré en sus luchas contra los hijos de Nemed.
Conann tenía una fortaleza en la isla de Tor-inis, la torre de vidrio o fortaleza de los muertos. Estaba situada en la punta oeste de Irlanda frente a las riberas del condado de Donegal. Desde allí dominaba toda Irlanda y exigía un tributo anual: los dos tercios de los niños nacidos y los dos tercios de la leche y el trigo que se producían en el año.
El impuesto se pagaba en la noche del primero de noviembre (para ellos fin del verano y comienzo del invierno fiesta de Samain) en un lugar llamado Mag cetne ( que significa llanura donde acaba todo lo viviente, y los dioses de la muerte ejercen su poder).
Los excesos de Conann fomentaron una revuelta y sesenta mil descendientes de Nemed, conducidos por tres jefes: Erglann, Semul y Fergus Lethderg, atacaron a los Fomoré. En la batalla, los descendientes de Nemed consiguieron tomar la torre de Conann y matar a su opresor.
Pero Morc, hijo de Delé, amigo de Conann y como él jefe de los Fomoré, aunque llegó demasiado tarde para salvar a Conann, derrotó a los hijos de Nemed y de los sesenta mil sólo sobrevivieron treinta.
Los supervivientes volvieron a repartirse Irlanda. Poco después, para huir de los impuestos y de una enfermedad epidémica, todos los descendientes de Nemed abandonaron Irlanda .
Según el "Libro de las Invasiones", los supervivientes de la batalla se refugiaron primero como pudieron en Irlanda. Después abandonáron la isla e se instaláron más al este.
Formaban tres familias, una de las cuales, la de los Britan, pobló más tarde Gran Bretaña y dio su nombre a los bretones. Las otras dos familias volvieron a Irlanda: la primera con el nombre de Fir Bolg, la segunda con el de Tuatha De Danann.
La creencia más antigua decía sin embargo que la raza de Nemed desapareció sin dejar descendencia.

Creidné

CREIDNÉ es el nombre irlandés
Pertenecía a la raza de los Tuatha De Danann.
Su raza tenía dos dioses herreros, de los cuales Creidné era el artesano del bronce. Fabricaba las empuñaduras y el relieve central o umbo, de las espadas, que concluía el otro herrero: Goibniu.
También fabricaba los remaches que fijaban las puntas de lanzas a sus astas y el borde de los escudos.
Cuchulainn
CUCHULAINN pertenece sólo a la mitología irlandesa.
No era un dios, sino una especie de héroe. Era hijo del dios Lug y de una mortal: Dechteré (hermana del rey del Ulster Conchobar y casada con Sualtam).
Cuando Dechteré tuvo a Cuchulainn, su esposo Sualtam le consideró y cuidó como a un hijo propio.
Maravilloso guerrero, en numerosas ocasiones fue ayudado por su padre, según se cuenta en el ciclo mítico que le está dedicado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada